Sobre este blog

Σήματα λυγρά, signos o palabras funestas. Esta es la única mención a la escritura que aparece en la obra de Homero. Y no es nada halagüeña. Preto, rey de Argos, acoge en su casa a Belerofonte. Antea, esposa del rey, se enamora del héroe pero éste la rechaza. Ella le cuenta a su marido la película al revés y el rey, furioso, decide mandar a Belerofonte a Licia con una tablilla que debe entregar al padre de Antea. En esta tablilla hay instrucciones claras para su receptor: matar a Belerofonte. Como sucede con toda nueva tecnología, la escritura fue vista al principio con recelo. Aún así, se ha impuesto durante siglos como forma privilegiada de comunicación. Hoy, momento en el que más se escribe en toda la historia de la humanidad, es precisamente cuando más se teme por la escritura, subsumida por otras “nuevas tecnologías” que multiplican los discursos y las maneras de difundirlos, la mayor parte de las veces sin saber qué dicen ni a quién. Este blog discurrirá entre un pasado que con frecuencia malinterpretamos y un presente que se esfuerza en confundirnos. Todo ello a través de lo que leemos y escribimos.

 

Contacto: palabrasfunestas@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s